Lo Nuevo
¿Qué es el pulido de pisos y cuál es su procedimiento?

¿Qué es el pulido de pisos y cuál es su procedimiento?

El pulido de pisos es una técnica de limpieza y mantenimiento que consiste en lustrar los suelos, ya sea mediante un procedimiento químico o físico. Es decir, el pulido se realiza mediante técnicas mecánicas o mediante productos abrasivos o limpiadores.

people polishes floor indoors

¿Para qué sirve pulir los pisos?

Pulir los pisos, además de servir para mejorar su aspecto, ayuda en su mantenimiento, ya que un piso bien pulido y cuidado dura más. Las manchas y los rayones en los pisos debilitan el mármol y el granito, aparte de que le restan brillo y dañan su aspecto.

En el caso de los inmuebles en reventa, un piso dañado puede disminuir su precio de venta. Así que resulta muy importante tanto por higiene como por estética y funcionalidad el mantener los pisos pulidos.

¿En qué consiste el pulido de los pisos?

Pulir los pisos consiste en emplear diversas técnicas que buscan mantener el piso lo más parejo y alisado posible. Dichas técnicas dependen del tipo de piso para ser aplicadas, pues cada tipo de mármol tiene sus métodos de limpieza y pulido.

En general, podemos hablar de tres pasos en el pulido de suelos: desbastado, pulido y abrillantado.

– Desbastado. Esta técnica se lleva a cabo por un profesional, quien utiliza una maquina desbastadora, la cual proporciona el primer pulido del piso. Este primer pulido consiste en eliminar los bordes, emparejar el suelo, quitar las grietas y alisar los bordes. Para ello, se emplean discos que lijan la piedra hasta que queda parejo el suelo. Estos discos para desbastar los pisos son más gruesos, pues deben rebajar la piedra.

– Pulido. El pulido de los pisos consiste en pasar con una maquina pulidora los discos de pulido, que son de un grano mucho más fino que los discos de desbastado, por ejemplo, discos de resina diamantada. Durante el pulido se retira el polvo que dejó el desbastado, se alisa todo el piso y se eliminan todos los bordes y desniveles. Es durante el pulido cuando se consigue sacar el brillo natural de las piedras y eliminar el daño en los pisos.

– Abrillantado. Como su nombre indica, por medio de químicos, como el ácido oxálico, las ceras duras, o abrillantador, se logra el abrillantado de pisos. Cada uno de estos productos se debe aplicar por profesionales, pues tanto el ácido oxálico como el abrillantador pueden dañar la piel y las vías respiratorias.

¿Cuáles son los productos para pulir pisos?

Existen en el mercado mexicano varios productos para pulir pisos, entre ellos están las tradicionales ceras, los líquidos o las pastas pulidoras y el ácido oxálico. Cada producto debe ser especial para el tipo de piso que se tenga, pues materiales como el mármol y el granito pueden absorber productos que los deterioran.

Algunos productos son concretos para usarse con maquinaria especial, por eso se recomienda que sea un profesional quien los aplique.

– Ceras para pulir los pisos. Son de los productos clásicos para pulir pisos, cada marca tiene su propia formula. Por ello, algunas son más líquidas o densas, mientras que otras se usan directamente y hay ciertos productos que se disuelven en agua.

Para aplicarlas es necesario usar la pulidora. Algunas requieren que se dejen secar unos minutos antes de comenzar el proceso, esto con el fin de que el pulido sea más fino.

– Ácido oxálico. El ácido oxálico, también conocido como ácido etanodioico, es un ácido orgánico, pues se deriva del género de plantas Oxalis. Este es más fuerte que el ácido acético puro, por eso se usa bajo estrictas normas de seguridad, y ayuda a emparejar y abrillantar los pisos, sobre todo porque elimina restos de grasa, ceras y otros productos que pudieran estar en el piso. Es uno de los productos más usados para el lavado de pisos.

El ácido oxálico debe aplicarse con cuidado, usando regularmente un puño de producto por cada medio litro de agua. Con esta cantidad es suficiente para trabajar de 3 a 6 metros cuadrados de piso.

Para trabajar se usa primero un disco de fibra rígida, pues el propósito es primero lavar el piso con el ácido para retirar toda la suciedad y eliminar los rayones y desgaste por el tránsito. Si los pisos están muy dañados, son muy porosos o están muy sucios, se puede aumentar la cantidad de ácido y emplear un disco de resina diamantada.

Tras unos momentos de pulido, el ácido con el agua se espesará, ayudando a lijar mejor los pisos, pues retirará toda la grasa, el polvo y la suciedad.

Luego de este lavado profundo con ácido, se debe limpiar el suelo retirando con un jalador de goma todos los residuos. Si se desea, se puede hacer un lijado más fino usando pads de fibra rígida, o pasar directamente al pulido usando un disco de fibra suave, acompañado por más ácido oxálico y agua, pero esta vez con cristalizador. El cristalizador es un producto para pulir pisos que ayuda a sellarlos contra la humedad y suciedad, prolongando la limpieza y el brillo de los pisos.

El último paso de la limpieza de pisos con ácido oxálico es retirar todos sus residuos. Para ello, se emplea solamente el cristalizador junto con productos para pulir pisos. Acompañado por discos de fibra muy suave, toda esta parte se hace en seco, así se eliminan también las marcas del lijado y del lavado previo.

– Cristalizador líquido. Este producto se comercializa en México en varias marcas, por ello su color y densidad puede variar. El cristalizador ayuda a que materiales como el granito, el mármol y el terrazo tengan un acabado de espejo. Aparte, sirven para prolongar la vida útil de los suelos al reducir los rayones y la absorción de manchas.

El cristalizador líquido se puede emplear solo o, según su tipo, diluido en poca agua. Y puede aplicarse después de la limpieza con ácido oxálico o solo, dependiendo de si el piso está en buen estado y bien pulido.

Para la aplicación de este producto, se recomienda trabajar en áreas de 90 x 90, y puede usarse sin máquinas pulidoras si no se considera necesario. Este producto se pulveriza en poca cantidad con un atomizador por toda el área a trabajar y de inmediato se comienza a pulir. Una vez seca el área trabajada, se pule en seco con ayuda de un disco blanco, así se logra un mayor brillo.

– Pastas para pulir. Existen diversas marcas y tipos de polish o pastas para pulir pisos. Estas contienen arcillas o partículas que ayudan a pulir y sacar el brillo de superficies de mármol, granito o terrazo. Una de las pastas para pulir pisos más empleada por profesionales es la pasta blanca.

La pasta blanca para pulir se aplica una vez que los suelos ya fueron lavados y pulidos, es el último paso de una limpieza de suelos. Para su aplicación, se unta en el área a trabajar con ayuda de un paño suave de algodón, haciendo movimientos circulares hasta abarcar el área necesaria.

No es imprescindible emplear mucho producto, pues una capa delgada es suficiente para abrillantar buena parte del suelo. En caso necesario, se puede añadir más en el área que así lo requiera.

Para trabajar con la pasta blanca es preciso el uso de la pulidora, así que se usará con un disco limpio y seco, pues la pasta se trabaja en seco. La pasta blanca ayuda a reducir los rayones y da el acabado de espejo a los suelos, por eso es el último paso del proceso para pulir los pisos y puede tomar más tiempo que los anteriores.

– Discos diamantados y discos de resina diamantada. Como su nombre indica, estos productos de limpieza de pisos son discos para pulidora. Están fabricados con una resina especial que contiene centenas de diamantes diminutos, los cuales eliminan con el pulido hasta el 80 por ciento de microorganismos sin la necesidad de emplear productos químicos.

El uso de discos diamantados y de resina diamantada debe ser efectuado por profesionales, pues son de uso delicado y requieren de los conocimientos esenciales para el manejo de los mismos.

Para el uso de discos diamantados, es necesario hacer un paso previo de desbastado que elimine grasa, manchas y desniveles. Para eso, se emplea una maquina pulidora de dos cabezas con discos para desbaste.

Una vez listo el piso, se emplea una pulidora con los discos de diamante, ya que con esta máquina se pueden distribuir también otros productos como pastas o ácido para pulir.

Una vez pulido el piso con los discos de diamantados o de resina, se da el acabado con pasta blanca para un terminado de espejo. Se tienen que enjuagar los pisos una vez terminado el pulido con discos de diamante, pues pueden quedar restos de polvo o suciedad.

Consejos finales para pulir pisos

Finalmente los pisos de mármol, terrazo o granito no deben ser lavados con productos como lejía (cloro) porque pueden dañarse irreparablemente. Tampoco con vinagre o limón, ni productos derivados de estos. Un piso bien limpio y pulido ayuda a mantener la higiene y la salud, pero siempre es recomendable que el pulido de pisos se lleve a cabo por profesionales expertos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?